Portamento.cl

RockTech Magazine

Diablo IV llega a Xbox GamePass y acá te contamos todo lo que necesitas saber

Diablo IV en Xbox Game Pass

Diablo IV llega a Xbox Game Pass el 28 de marzo, y te contamos que desde ya no importa si tienes experiencia cazando demonios o si recién te integras al mundo de Diablo, esta guía es para ti.

Si juegas en PC, sigue las siguientes instrucciones para ingresar al juego:

  • Abre la aplicación de Xbox en tu PC y asegúrate de haber iniciado sesión con tu cuenta de Microsoft vinculada a tu membresía de Game Pass. Haz clic en Diablo IV y después en el botón Instalar.
  • Haz clic en “Instalar Battle.net” cuando se te solicite y completa la instalación. (Si ya tienes Battle.net instalado, pasarás al siguiente paso automáticamente).
  • Deberás conectar tu cuenta de Battle.net a tu cuenta de Microsoft. Si ya tienes una cuenta de Battle.net, inicia sesión para completar la conexión, o desde aquí puedes crear una cuenta de Battle.net para realizar la conexión.
  • Una vez que hayas descargado Battle.net y conectado tus cuentas, ¡podrás completar la instalación de Diablo IV!

Historia y tradición

Si recién te integras a Diablo, adéntrate directamente en el mundo demoníaco de Diablo IV sin necesidad de haber jugado los títulos anteriores. La historia tiene lugar varias décadas después de los acontecimientos de Diablo III e introduce un nuevo elenco de personajes y motivaciones en el capítulo más siniestro del universo Diablo hasta la fecha.

Este es un juego independiente al que podrás acceder de inmediato y que te ilustrará cómo surgió el mundo que estás a punto de salvar. Ambientado en Santuario, un refugio construido por miembros de los Altos Cielos y los Infiernos Ardientes en guerra como un escape del conflicto incesante, comenzarás tu viaje vagando por una siniestra tierra helada.

Rápidamente aprenderás sobre el regreso profetizado del demonio Lilith, la Hija del Odio, quien creó Santuario junto al arcángel Inarius. Consumida por el odio y la venganza, su deseo de conquistar y destruir el cielo y el infierno, pondrá en riesgo a todos los habitantes del Santuario mientras trae impulsos oscuros a los corazones tanto de los demonios como de los humanos.

Dependerá de ti y de unos pocos elegidos oponerse a sus planes y luchar mientras se mantiene el destino de Santuario en juego.

Gameplay

Ahora que ya sabes un poco más sobre Santuario, hablemos del gameplay. Diablo IV es un RPG de acción isométrica (ARPG), donde aprovecharás habilidades poderosas y equipo para defender tu hogar de demonios y horrores de otro mundo.

En Santuario, profundizarás en mazmorras rejugables generadas procedimentalmente, mientras avanzas en la historia y obtienes elementos y materiales más potentes para tu viajero. Tu personaje atravesará el mundo abierto de Santuario, avanzando a través del sistema de progresión como una de las cinco fantasías de clase que definen la experiencia: Bárbaro, Druida, Nigromante, Rogue o Hechicero.

Participa en eventos mundiales, derriba fortalezas, trabaja con otros jugadores para enfrentarte a los jefes mundiales o luchar contra otros jugadores en los Campos PvP de odio. Únete o crea tu propio clan para formar alianzas con otros jugadores.

A continuación, te presentamos un breve “Teach me” con Rod Fergusson, director de Diablo para explicarte cómo jugar:

Elige tu clase

Hay 5 clases para elegir en Diablo IV. Cada uno con múltiples habilidades y talentos para adaptarse a tu estilo de juego preferido.

  • Bárbaro: El maestro de armas de Diablo IV. Empuña dos armas de 2 manos (con la capacidad de intercambiar entre ambas en el fragor del combate) mientras te acercas a tus enemigos.
  • Druida: Cambia de forma a través de Santuario como un hombre lobo o un hombre oso mientras repartes magia junto a tus mascotas animales espirituales (cada una de ellas te otorgará beneficios específicos) para asustar a todos los que te rodean.
  • Nigromante: Nunca tendrás que viajar por tu cuenta como portavoz de los muertos. Usa tu conocimiento profano para convocar tu propio grupo personal de esqueletos y un golem para luchar contra los monstruos por ti o contigo.
  • Rogue: Si no puedes elegir entre combate a distancia o cuerpo a cuerpo, ¿por qué no ambos? Muévete rápidamente en combate para apuñalar a los combatientes de cerca o dispararles con un arco desde lejos.
  • Hechicero: disfruta del tiempo alrededor del fuego mientras prendes fuego a tus enemigos (o los congelas o golpeas con rayos) con magia elemental.

Si eres nuevo en Diablo IV, te recomendamos comenzar creando un personaje en el ámbito estacional, pero no marques la opción “Omitir campaña”, primero avanza por el modo historia de Diablo IV.

Las temporadas son eventos recurrentes, de tiempo limitado, desafíos, recompensas y cambios en el juego, y cuando termina una temporada, tus personajes estacionales y su progreso se convertirán en personajes no estacionales, por lo que una vez que hayas completado el modo historia, tendrás lo necesario para lanzar un nuevo personaje para la Temporada 4 que saldrá en mayo.